Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Más Información aceptar
Close

Categorías

ARRI Amira - Desde el punto de vista del Ayudante - Blog Cámaras Cine

Pubicado el : 13/03/2016 23:52:26

ARRI Amira - Desde el punto de vista del Ayudante - Blog Cámaras Cine

Hoy vamos a hablar de una cámara con la que últimamente he tenido ocasión de trabajar bastante y que normalmente se considera (de forma equivocada en mi opinión) la “hermana pequeña” de la Alexa: la ARRI Amira. Tengo que precisar que voy a hablar de mis impresiones sobre la versión standard, ya que es la que he usado con más frecuencia.

Primero decir que es una cámara, como todas las de Arri tanto digitales como analógicas con las que he trabajado,  desde un punto de vista del ayudante de cámara me gustan mucho, ya que son de manejo muy intuitivo y sencillo.

Además es de construcción muy robusta y extremadamente fiable, incluso en las condiciones de rodaje mas extremas (aunque personalmente, todo sea dicho, no he rodado en con ella en situaciones DEMASIADO extremas).
Como decía, se suele considerar la “hermana pequeña” de la Alexa, o la solución de Arri para producciones de bajo presupuesto. Y si bien no voy a decir que sea igual que la Alexa, y el precio que tiene es la prueba mas evidente de ello, si que creo que en muchos aspectos es equivalente y en algunos incluso mejor.

 


Empezaré recordando que esta cámara está equipada con exactamente el mismo sensor de la Alexa, el CMOS ALEV III de 3.5K. A este propósito puede ser util (para mi lo fue desde luego) recordar la diferencia entre CCD y CMOS, ya que el ALEV es un híbrido de ambas tecnologias y coge lo mejor de cada una, consiguiendo de esa manera la respuesta tan "fílmica" que tienen las cámaras de cine digital de ARRI. Pido de antemano disculpa a los ingenieros electronicos, ya que posiblemente hayan varias imprecisiones en lo que va a continuacion, cualquier corrección es más que bienvenida.

En los CCD los detectores reciben la luz, la transmiten a un amplificador de señal que a su vez envía dicha señal a un conversor que la transforma en digital. De esta manera podriamos decir que la señal tiene un recorrido más "Analógico", puesto que es solo al final cuando se convierte en digital.

Por esto los CCD, a pesar de ser más caros de producir, necesitan menos energía a la hora de trasmitir la señal, con lo cual gastan menos batería y se calientan menos. En cambio en los sensores CMOS la amplificación de la señal se produce a nivel de cada singulo receptor, y la señal ya amplificada se transmite al conversor de señal que la transforma en digital. Eso hace que los CMOS, a pesar de ser más baratos de producir, se calienten más y consumen
más batería.Pero el ALEV, a pesar de tener la arquitectura de un CMOS, mantiene el "recorrido analógico" de los CCD, no amplificando la señal a nivel de cada singulo receptor, sino en un segundo momento. Es bastante más caro de producir que un CMOS convencional, pero como bien sabemos el alto precio de sus componentes no suele ser un problema para la gente de Arri. Además de esta peculiar estructura, el sensor tiene una excelente latitud real (que además se corresponde bastante a la indicada por el fabricante) de algo más que 14 stop a la que se añade quizás el mejor manejo de las altas luces entre las cámaras de cine digital.

Pues este sensor es el mismo que equipa tanto a la familia Alexa como Amira Premium. Y si no estamos hablando de Alexa XT,  Alexa XR o Alexa SXT, la Amira esta al mismo nivel de la Alexa si hablamos de rendimiento, pudiendo ademas grabar on board apple ProRes4444 a una velocidad de 1 hasta 200 fps (si nos mantenemos a una resolución de 2K). Es util recordar que la Alexa llega solo a 120 y necesita la licencia High Speed. Y si no queremos pasar de los 60 fps,con la Amira tambien podemos grabar en UHD.

Arri Amira Premium & Zoom Cooke Varotal - Camaleon Rental

Estando claramente pensada para rodajes donde va a estar operada por una sola persona y donde las condiciones climáticas y ambientales pueden ser complicadas (documentales o eventos deportivos), es considerablemente más ligera que la Alexa (4,2 kg contra 7), tiene ND integrados y la electronica sellada contra polvo, suciedad y ligeras salpicaduras de liquidos. Además (otro punto fuerte con respecto a la Alexa) tiene LUT predefinitas y customizables en cámara. Otra cosa que me gusta es el visor con el minimonitor horientable, donde además se pueden gestionar en algunos aspectos (como la posibilidad de visualizar el monitor de forma de honda) de forma independiente del EVF, haciendo disponible otro monitor para quien del equipo lo necesite. Los dial asignables para FPS, Balance de blancos y EI, junto con los botones asignables, hacen incluso más rápido cambiar de configuración siempre y cuando se hayan preseteado de forma correcta en las pruebas de cámara. Quizás no son tan necesarias las 4 entradas XLR de sonido, pero seguramente en determinadas situaciones pueden venir muy bien.

Del menu no diré nada porque es practicamente identico al de la Alexa, que bajo mi punto de vista es con diferencia el mejor diseñado del mercado.


Dicho esto, no es una cámara que yo vea se pueda usar exclusivamente para produciones de bajo presupuesto, documentales y eventos deportivos, sino que correctamente equipada puede perfectamente enfrentarse a producciones más ambiciosas, al no ser que se quiera grabar en RAW (que por lo que se no está disponible ni se espera que lo esté en futuras actualizaciones del firmware) o con lentes anamórficas ya que no está disponible (por lo menos en la versión que he usado yo) la funcion de desqueeze en cámara (aunque si que hay monitores on board que ofrecen esta posibilidad, pero se debería de usar uno de estos en lugar del visor).

Para concluir quería resaltar algun aspecto que desde un punto de vista estrictamente de ayudante de cámara no me gusta, aunque tampoco es algo que haga la vida imposible.
Primero, como está en un principio pensada para rodajes "run-and-gun" con un solo operador, el dumb side (si no hablamos del sonido) es realmente "tonto" ya que todos los controles de cámara están en el lado izquierdo o en el visor. Echo de menos aunque sea un boton para grabar en el lado derecho.

En segundo lugar, a pesar de que sea una cámara pensada para rodar en condiciones complicadas, el cable del visor me parece mucho mas fragil y "rompible" del de la Alexa y además me parece que no se puede quitar totalmente, lo cual hace que haya que tener mucho cuidado al guardar la cámara para colocarlo bien y evitar que el conector se pueda aplastar. Esto es algo que me parece bastante problemático, sobre todo teniendo en cuenta que es precisamente en el visor que tenemos todos los controles más importantes y el acceso al menú.

Y finalmente, para que el visor se pueda ajustar de la manera más comoda posible, el asa es deslizante y hay que asegurarse siempre de que esté correctamente bloqueada. Es cierto que tiene topes adelante y atras, pero en situaciones frenéticas de rodaje me ha dado algún que otro sustillo.

En resumen, lo que más me gusta de la Amira es que es una cámara extremadamente versatil que, a pesar de ser bastante más barata que la Alexa, mantiene muchos de los aspectos que hacen de las cámaras de Arri las favoritas de muchos operadores. Lo que menos, es que no parece muy pensada para rodajes donde haya un operador y un foquista, pero con un poco de práctica se le encuentra el punto.

Fabio Giolitti

Guardar

Guardar

Guardar

Artículos relacionados

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)

Close