Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Más Información aceptar
Close

Categorías

Un primer acercamiento a la Cámara varicam 35

Pubicado el : 04/11/2017 12:28:38

Un primer acercamiento a la Cámara varicam 35

UN PRIMER ACERCAMIENTO A LA CÁMARA VARICAM 35

 Aun siendo una cámara que ha salido hace algún tiempo, es cierto que a nivel de industria todavía parece haber algún recelo a la hora de elegirla como cámara para la fotografía principal de un proyecto. Gracias a la colaboración de los chicos de Camaleón Rental he tenido la posibilidad de echar un vistazo mas de cerca a esta cámara y de darme cuenta de su operatividad. Tengo que hacer una premisa: antes de enfrentarme a la cámara no he leído nada en especial acerca de ella, incluyendo el manual de instrucciones. Seguramente alguien podrá pensar que esto se debe al hecho que por estas fechas y con estas temperaturas no apetece mucho tragarse decenas de paginas de un manual de usuario, pero la verdad es que ha sido una elección deliberada. Esto se debe al hecho que con el desarrollo de la tecnología, salen cámaras nuevas casi cada seis meses y por mucho que los ayudantes de cámara querríamos estar siempre a la última, muchas veces nos es materialmente imposible. Por ende, me parece que una de las calidades que hay siempre que medir en una cámara es que tan bien esta diseñada en su ergonomía y su menú para alguien que si tiene conocimientos de cámara en general pero no conoce dicha cámara en particular. De hecho mi idea es de hacer una segunda parte de este post investigando más en profundidad aspectos interesantes de la cámara como la doble sensibilidad nativa o las varias posibilidad de grabación interna.

Alquiler Cámara Varicam 35

 Para los que no estéis muy al tanto de las capacidades de esta cámara, como a mi seguramente se me olvidaría algo, aquí tenéis características y especificaciones técnicas de primera mano de la web de Panasonic.

 

http://pro-av.panasonic.net/en/varicam/35/spec.html

 

 EL MONTAJE CÁMARA

 La cámara es modular, es decir que a diferencia de otras cámaras y de forma muy similar a la ya bastante obsoleta Alexa M (espero que Lubezski no lea nunca estas lineas), están separados el “ojo” y el “cerebro” de la cámara. Sobre el hecho de si es bueno o no que una cámara sea modular tengo todavía sentimientos encontrados, es decir por un lado y sobre papel es una característica muy positiva ya que indica una gran versatilidad. Sin embargo muchas veces, como nos ha pasado en varias ocasiones con RED, el hecho que hayan módulos “opcionales” hace que muchas ocasiones los productores para ahorrar contraten solamente lo indispensable, haciendo la vida de los ayudantes de cámara bastante más difícil. La buena noticia aquí es que, si bien la cámara es modular, también es absolutamente indivisible ya que el “ojo” no tiene capacidad de grabar internamente ni de enviar señal a algo que no sea el modulo “grabador” del propio fabricante.

El montaje de los dos módulos es bastante intuitivo y sencillo, personalmente el hecho de que una cámara se pueda dividir en dos partes me da un poco de miedo pensando en el hecho que en algún momento los contactos de ambos modelos puedan encontrarse expuestos a humedad, polvo, humo, lluvia etc. De todas formas también hay que reconocer que los dos módulos son tan indispensables el uno por el otro que en un principio, menos el día de las pruebas de cámara no se me ocurren muchas situaciones en las cuales se pueda necesitar separar los módulos.

El montaje del soporte de visor también es bastante sencillo, aunque si puedo buscarle las cosquillas diría que le falta un poco de tamaño para poder separar mas la lupa del cuerpo de cámara, especialmente para operadores que miran con el ojo izquierdo. Ademas la pieza para girar el visor no tiene ningún tipo de tornillo para aflojar y apretar una vez alcanzada la posición deseada, sino que hay que hacerlo “a la fuerza” y esto me parece que a la larga puede afectar el funcionamiento del soporte. En general la cámara se ve robusta y como suele ser, también bastante pesada pero si bien balanceada para cámara en mano o steadicam. El visor es bastante grande y nítido, quizas no tanto como el de una Alexa, pero bastante bueno. De hecho tiene una función, a parte del ajuste de dioptrias, que permite “desplazar” para adelante o por detrás la imagen a gusto del operador.

EL DISEÑO DE LA CÁMARA

Nada más montar la cámara en un cabezal comprobé como, por mi decepción, Panasonic tampoco había seguido la experiencia de Arri a la hora de pensar su cámara. Todos, o desde luego todos los controles más importantes, están ubicados en la parte izquierda de la cámara (supongo que por exigencias de ingeniería interna, o porque alguien habrá dicho a los de Panasonic que el lado derecho se conocía en la época de la película como el “lado tonto”). Esto hace que todo el acceso relativo al control de cámara se hace bastante complicado cuando el operador (u otra persona) está mirando por el visor. Este problema se soluciona parcialmente gracias al hecho que el display principal y los botones a su al rededor están construidos como un modulo que se puede sacar del sitio donde está ubicado y con un adaptador que incorpora un cable de aproximadamente un metro, se puede colocar en cualquier otro lado (incluyendo el “lado tonto”) de la cámara con la ayuda de un brazo mágico. Lo cual sin embargo no termina de solucionar el problema ya que otros controles como los NDs internos, los botones asignables y algún control mas no están incluidos en el modulo.

Por lo demás la cámara esta bastante bien diseñada, se ve robusta y todos los ajustes importantes están a mano.

 

EL MENÚ DE CÁMARA

El menú recuerda muy de cerca al de Arri, pero en mi manera de ver tiene el grave problema de parecerse pero no ser el de la casa alemana. Si bien los conceptos usados son sencillos, la forma de organizarlos no me pareció del todo intuitiva y me costó más de lo que me habría gustado dar con apartados tan importantes como la resolución o donde configurar las salidas de video. Todo sea dicho, al cabo de un periodo de adaptación bastante razonable, resulta fácil moverse por el menú. Si que los botones no tienen una respuesta tan rápida como los de Arri y hay alguna pega muy importante que es que cada vez que se cambie de resolución de grabación o de codec será necesario apagar la cámara y volverla a encender para poder rodar. Dicha operación nos llevará unos 30 segundos aproximadamente. En este sentido y para quitar hierro al asunto hay que señalar que la cámara ofrece prácticamente las mismas características a nivel de frame rate con prácticamente todas las resoluciones y codecs (exceptuando el 4K INTRA444 que solo nos permite 25fps) ósea que un cambio de resolución o de codec no debería de ser algo frecuente. Ademas, si bien el sistema tarda unos 25 segundos para arrancar, el encendido del visor electrónico es prácticamente instantáneo y esto hace que el operador pueda ver el cuadro desde el momento que se posiciona el interruptor en ON, cosa que hasta con cámaras de mayor precio no pasa aun.

 En general me ha parecido una cámara muy interesante, que estaría muy bien probar en condiciones reales de rodaje.

 

Fabio Giolitti - Focus Puller

Productos ligados

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)

Close